La fisioterapia es la disciplina clínica que utiliza medios físicos como tratamiento para patologías de distinto tipo. Estos medios van desde los conocidos masajes, hasta corrientes eléctricas, vendajes de distintos tipos, utilización de campos magnéticos, ejercicios, aplicación de frio o calor…

Las grandes ventajas de este tipo de tratamientos es conseguir grandes efectos analgésicos, antiinflamatorios, acelerar procesos de recuperación de lesiones o cirugías, y otros múltiples efectos sin la necesidad de aplicar agentes farmacológicos y ahorrándonos sus efectos adversos.