Tenemos una pasión, la fisioterapia, y nos sentimos afortunados por dedicarnos a lo que más nos gusta. Por eso trabajamos con el respeto, el ímpetu y las ganas que la fisioterapia y tú merecéis.

En una sociedad en la que poco a poco se reconoce un papel más significativo a la fisioterapia, nos proponemos otro reto: ser tu referencia. Queremos que, como nosotros, reconozcas en la fisioterapia una disciplina de la salud que puede proporcionarte bienestar, evitar y rehabilitar lesiones.

Nuestro propósito es mejorar tu calidad de vida fomentando la prevención, la educación postural, la rehabilitación y el mantenimiento.

Si vas a entrenar, queremos que cuentes con nosotros desde el principio, aconsejarte, que nos cuentes cómo estás, cómo ha ido tu entrenamiento, mantenerte al 100%. Si vas a ser o acabas de ser mamá, queremos cuidarte, prevenir y rehabilitar las patologías propias de esta nueva etapa. Si tu ocupación te lleva a tener un estilo de vida sedentario, déjanos aconsejarte sobre tu higiene postural y tratar con las últimas técnicas manuales esas molestas contracturas.

En Bañó Fisioterapia queremos estar cerca de ti y ser plenamente conscientes de tus circunstancias y necesidades, para atenderte de forma totalmente personalizada. Nos define un alto nivel de auto-exigencia que nos mantiene constantemente actualizados.

Creemos firmemente en nuestra pasión, lo que nos llevó hace unos años, a emprender este proyecto con toda nuestra energía. Ha sido y es un camino que, aunque no exento de dificultades, nos apasiona y nos impulsa y motiva para crecer cada día.

 

 

 

Queremos hacer todo esto, y lo hacemos gracias a ti. Gracias por ser nuestra inspiración.