El pasado domingo participamos en la VIII edición del medio maratón de Alicante. Así tuvimos la oportunidad de sentir de primera mano las sensaciones que nos describen nuestros pacientes runners cuando vienen a nuestra camilla buscando descargas musculares o soluciones para alguna lesión.

¿Y que podemos contar? Una experiencia increíble. A pesar de no haber podido preparar la carrera tanto como nos habría gustado, ya que ese periodo de preparación coincidía con la apertura de nuestra nueva consulta que nos absorbió mucho tiempo, conseguimos el principal objetivo que era terminarla.

Pasamos por muchos momentos. La euforia inicial, que tienes que frenarla para dosificarnos durante la carrera. Los momentos de alegría, al ver que nos vamos acercando a media carrera y aguantamos el ritmo. La llegada al último cuarto de carrera, donde empieza el sufrimiento y alguna duda de si conseguiremos terminarla. Aquí tenemos que agradecer el apoyo de un gran amigo que en algún momento de debilidad, fue más importante que nuestras piernas. Y el momentazo de llegar al final y pensar: “primer medio maratón de mi vida, objetivo conseguido”

Por supuesto, no lo realizamos en un tiempo competitivo, pero ahí entra nuestra disciplina sanitariaen acción. Siendo conscientes de que la preparación no ha sido todo lo buena que nos gustaría, había que primar nuestra salud ante todo. Debemos recordar nuestra meta, pero no hacerlo por encima de nuestras posibilidades cardiovasculares. No sobrepasemos los límites de nuestro cuerpo.

El running es una disciplina deportiva accesible para todo el mundo, ya que con unas zapatillas podemos salir a la calle y empezar a correr. Pero hay que cuidar muchos detalles en este deporte para evitar lesiones o problemas mayores.

El primer consejo es hacernos una prueba de esfuerzo. Antes de poner a prueba todo nuestro sistema cardiovascular lo ideal es hacer las pruebas necesarias para detectar cualquier patología que desconozcamos que tenemos, y nos pueda dar un buen susto. En los últimos estudios de CinfaSalud nos ofrecen un dato alarmante: “9 de cada 10 runners no se preparan correctamente” y como consecuencia, 6 de cada 10 corredores españoles han sufrido problemas de salud mientras practicaban este deporte en el último año . Así que, por favor, cuidemos los hábitos y evitemos que la superación personal acabe con nuestra salud.

Otro punto muy importante es realizar correctamente el entrenamiento. En un porcentaje muy alto los corredores salen de casa y empiezan a correr hasta que llegan de nuevo a casa, y a la ducha. Nos hemos saltado el calentamiento, la vuelta a la calma, y los estiramientos. Con eso aumentamos enormemente el riesgo de lesiones.

Por último, lo ideal es hacer sesiones de descarga en fisioterapia, aunque nos encontremos bien. Un buen mantenimiento de nuestra musculatura, evitando que avancen contracturas y nos puedan frenar en el entrenamiento y provocarnos lesiones. También un buen control nutricional nos ayudaría a optimizar el consumo de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de todo nuestro organismo durante el ejercicio.

Así que, ánimo corredores, siempre con precaución y buenos hábitos. Y para aquellos que quieran iniciarse en el mundo de las carreras, lo hagan siempre cuidando su salud, siguiendo los consejos comentados, y poniéndose pequeños objetivos que ir alcanzando poco a poco.

Si te gustó, compártelo!

Diario de un corredor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *